La razón del fracaso de las terapias alternativas

por | Sep 4, 2021 | Higienismo

Vivimos en un mundo inundado por infinidad de terapias alternativas, las cuales en la gran mayor parte de casos producen tan solo resultados temporales.

¿Por qué no funcionan estas terapias? Son varias las razones…

No van a la causa

Si una persona está agotada energéticamente producto de un sobreesfuerzo en su trabajo por no saber decir que no y así agobiarse de tareas sin saber delegar, llevando una dieta enervante, ejercitándose en exceso para cumplir estándares inalcanzables para sus posibilidades, y durmiendo pocas horas, de nada sirve que ingiera algún tipo de sustancia que le estimule y le haga olvidar momentáneamente de que está exhausta, porque seguirá haciendo lo mismo que le está llevando al agotamiento energético, la base de toda enfermedad.

Muchas terapias se limitan a tan solo estimular, lo cual confunde a la persona inicialmente, haciéndole creer que «se curó». Sin embargo, estimular, ya sea por medio de terapias físicas o la aplicación o ingesta de sustancias o tóxicos, no es curar. Es tan solo eso: estimular; lo cual es contraproducente para un cuerpo ya agotado.

El problema de esta estimulación es que la persona no toma conciencia de lo que le está agotando realmente, y no trabaja en la causa. Y si no se interrumpe la causa, de nada sirven los “parches”, porque el malestar seguirá apareciendo, e irá creciendo, terminando en una enfermedad crónica a mediano o largo plazo.

Confunden síntomas de desintoxicación con enfermedad

Lo que solemos llamar enfermedades son ocasionadas por los organismos vivos como intentos de depurar toxicidad acumulada. La enfermedad no es un fallo en el funcionamiento del cuerpo, sino un intento de mantener la vida.

Diarrea, vómitos, fiebre, catarros, urticarias, o cualquier otra enfermedad son formas del cuerpo de curarse a sí mismo, por lo cual es contraproducente el cortarlo usando cualquier técnica, sustancia o terapia.

Lee también: Cómo te puede ayudar el higienismo en tu proceso de enfermedad

Por ejemplo, si una persona está con diarrea producto de haber ingerido un alimento podrido, el cuerpo procura expulsarlo de manera urgente, así esto involucre hacerlo de forma agresiva. Cualquier tratamiento que corte esta diarrea es un enfoque sintomático, dado que interrumpe el síntoma incómodo, pero no le permite al cuerpo limpiarse adecuadamente, manteniendo los tóxicos dentro del mismo.

En estos casos, la visión higienista consiste en no cortar la diarrea para así permitir al cuerpo que expulse todo lo que tenga que expulsar, lo más rápido posible, minimizando las posibilidades de intoxicación interna.

Pretenden curas rápidas

A raíz de infinidad de tratamientos, medicamentos y “curas”, las personas se hacen adictas a una supuesta “sanación rápida”, que en esencia no es más que un punto ciego en su enfermedad. Este punto ciego es apenas una interrupción de sus síntomas de desintoxicación, los cuales suelen reaparecer con más fuerza luego.

Contrariamente, el resultado de muchos años de abuso y negligencia requieren tiempo para sanar, incluso después de que el abuso haya cesado. La restauración de la salud es un proceso gradual, al igual que un síntoma de una enfermedad en particular toma tiempo para evolucionar. Esto es especialmente cierto en el caso de personas que sufren enfermedades crónicas. El error de muchas terapias alternativas es que prometen curas rápidas, que no respetan los propios procesos de curación del cuerpo.

Lee también: “¿Qué tan rápido puedes recuperarte? por el Dr. Keki Sidhwa”

No se adaptan a las necesidades de cada persona

Muchas veces, en función de querer estandarizar ciertos tratamientos en pos de la eficiencia, ciertas terapias ignoran las necesidades particulares de cada persona. Cada persona es mundo, y su problema de salud tiene infinidad de causas, por lo cual es necesario trabajar cada caso de manera individual, buscando soluciones holísticas que contemplen cambios en el estilo de vida.

Asimismo, con tal de vender, muchas terapias aceptan a todo paciente sin importar cuáles sean las verdaderas causas de sus problemas de salud. Por ejemplo, de poco o nada sirve una terapia física cuando el principal problema de una persona está en que no le pone límites a su pareja o que no persigue sus sueños. En otros casos, si bien un masaje puede ser de gran utilidad como relajación, de poco sirve si una persona está agotada producto de dormir pocas horas y llevar una dieta inadecuada.

Prometen curas mágicas sin que la persona haga cambios

Si una persona llegó a tener cierto problema de salud, es porque hay una serie de factores en su vida que lo están generando. Muchas terapias se limitan a ofrecer soluciones donde el cliente toma una actitud completamente pasiva, pretendiendo que el especialista o la terapia le “cure” sus males. Nuevamente, ciertos tratamientos pueden ayudarle a aliviar síntomas, pero no interrumpirán el progreso de la enfermedad porque las causas siguen latentes.

Cabe destacar que el atractivo de muchas terapias es justamente este: la persona se siente seducida por la idea de “sanar” sus males sin tener que cambiar ella. ¿Qué mejor que poder seguir teniendo malos hábitos sin consecuencias? Claramente esto es inviable, por lo cual es mejor no dejarse seducir por “curas mágicas” y hacerse cargo del propio estado de salud.

Contrariamente a estas terapias, el enfoque higienista implica cambios en el estilo de vida de la persona, siendo ésta “actuante” y no “paciente” en su recuperación.

¿En qué si diferencia el enfoque del Centro Higienista?

En el Centro Higienista de Madrid trabajamos con un enfoque holístico, y es así como formamos a los alumnos a través de nuestro curso de Naturopatía Higienista.

La base de la terapia es un trabajo de coaching completamente personalizado donde procuramos que la persona realice los cambios necesarios para que el cuerpo pueda obtener energía y así poder regenerarse, como parte de su homeostasis interna.

En ningún caso se prometen o se usan curas mágicas, sino que se motiva a la persona a que realice cambios en su estilo de vida, en sus hábitos, en su forma de ver la vida, en sus relaciones, etc. Asimismo, comprendemos que la naturaleza tiene sus propios tiempos y no exigimos curas rápidas en casos en que el desgaste haya sido de muchos años. Sobre todo, somos realistas y respetamos los procesos naturales del cuerpo.

En particular, nuestro consiste en identificar posibles causas de trastornos físicos y psico emocionales en diversas áreas:

Cada caso es único, y se hace necesario trabajar los principales puntos que estén generando agotamiento. La base de la terapia higienista es la energía vital. Esto implica reconocer qué factores dentro de los anteriores son los que están ocasionando mayor desgaste energético y hacer cambios para interrumpirlos completamente o al menos reducirlos, en aquellos que dependa de la persona hacer algo. En los factores en que no haya nada que hacer, es necesario trabajar la aceptación, y compensar con aportes de energía en otros factores.

En otras palabras, prácticamente todo factor de la lista anterior puede ser un aporte o una fuga de energía. Por ejemplo, una relación de pareja puede ser el cielo o el infierno en la vida de una persona, así como un trabajo. Incluso, una actividad sana como el ejercicio puede ser de gran utilidad, pero contraproducente si se realiza en exceso.

Otra diferencia de la propuesta del Centro Higienista respecto a ciertas terapias alternativas es que mapeamos todos estos factores y los trabajamos en conjunto, dado que en muchos casos el origen de todo desgaste no tiene nada que ver con lo que parece inicialmente.


Te invitamos a visualizar los siguientes vídeos con las presentaciones de los Cursos de Asesor en Nutrición Holística y de Coach en Gestión Emocional, los cuales forman parte de nuestra formación en Naturopatía.

Comparte este artículo

Si te gustó el artículo, regístrate para recibir otros

* campo obligatorio

Además, podrás descargar GRATIS la guía:

7 Principios Higienistas para una Salud Óptima

7 Principios Higienistas para una Salud Óptima

Quizás también te interesa:

Dieta higienista

El higienismo es la ciencia que estudia las condiciones óptimas para la salud plena de los seres...