info@centrohigienista.com

¿Por qué la Naturopatía higienista no es como las demás?

por | Nov 11, 2021 | Higienismo | 0 Comentarios

Al hablar sobre Naturopatía, primero deberíamos tener en cuenta que el término no tiene una definición clara y que muchas personas lo usan de distinta manera. En términos generales, la mayoría de las personas sitúan a la Naturopatía dentro del contexto de las terapias alternativas, y lo comprenden como el uso de distintos tipos de remedios o terapias naturales para “sanar”.

Dentro de Naturopatía encontramos distintos tipos de dietas, tratamientos, medicinas naturales y suplementos. Es realmente un mundo muy amplio el cual se engloba dentro de una palabra sin una definición clara. Sin embargo, desde nuestro enfoque creemos que en algunos casos estas terapias son contraproducentes y en otros incompletas.

La razón por la cual creemos que son contraproducentes es porque se suele usar agentes “naturales” para cortar síntomas, pero sin tener en cuenta la causa que está generando un determinado problema de salud.

Por ejemplo, si una persona tiene estreñimiento crónico, la aplicación de un laxante “natural” (un laxante no es más que un veneno que obliga al cuerpo a expulsarlo rápidamente, enervando al cuerpo, sin “curar” nada en realidad) le hace evacuar, pero de esa forma no se está atendiendo a las causas que le están llevando a la persona a ese estreñimiento crónico.

Estas causas seguramente sean varias y en diversas áreas. Si bien una carencia de fibra en la dieta puede ser una causa, desde el higienismo comprendemos que el estreñimiento se debe a que el cuerpo no tiene suficiente energía como para evacuar, por lo cual se hace necesario evaluar toda posible causa de ese agotamiento energético. Quizás la persona está extenuada por no descansar adecuadamente y, a su vez, esto se puede deber a una auto exigencia patológica. Por tanto, el aplicar un veneno a un cuerpo de por sí agotado es contraproducente, ya que a mediano y largo plazo llevará inevitablemente a complicaciones de salud más severas. El verdadero trabajo en ese caso sería ver la dieta y trabajar paralelamente para reducir el patrón auto exigente, entre otros factores.

En otros casos creemos que ciertas terapias son incompletas cuando, si bien no hacen daño, no indagan en la verdadera causa de un malestar de salud.

Por ejemplo, un masaje puede ser de gran utilidad para relajarse, lo cual viene muy bien. Pero, igualmente consideramos que es esencial no depositar nuestra confianza en esta terapia como algo mágico que nos cura sin perder de vista la necesidad de indagar en qué le está llevando a la persona a un estrés crónico.

He ahí la razón por la cual creemos que ciertas terapias son incompletas, porque no ven al ser humano de manera holística. Es decir, el masaje está muy bien, pero si realmente una persona quiere manejar su estrés a largo plazo, no solamente tendría que ver opciones para reducirlo cuando ya ha llegado a niveles crónicos, sino que también debería cuestionarse qué le está llevando a ese estrés crónico.

Aquí, nuevamente, las causas pueden ser diversas, desde una dieta inadecuada que le roba mucha energía y hace que tenga menos energía para tolerar los vaivenes de la vida, pasando por eventuales relaciones humanas conflictivas basadas en creencias irracionales, o bien falta de descanso adecuado, o exceso de responsabilidades por no saber poner límites adecuadamente, entre tantas otras posibilidades. En esencia, la clave aquí es el enfoque holístico que muchas terapias no tienen.

¿En qué se diferencia nuestra propuesta?

Dentro del amplio mundo de la Naturopatía, nuestro enfoque holístico e higienista comprende no solamente acercarnos a la naturaleza, sino tener en cuenta nuestra naturaleza personal y como especie.

Es decir, a la hora de evaluar el estado de salud de una persona, se hace necesario tener en cuenta una dieta basada en alimentos naturales y adaptados a nuestra fisiología. Este último punto no es tenido en cuenta por otras escuelas de nutrición, incluso consideradas naturistas, las cuales aceptan casi cualquier alimento de origen natural. Sin embargo, desde el punto de vista higienista, se hace necesario evaluar si los alimentos están o no adaptados a la fisiología del ser humano.

Es decir, sustancias como sal, cebolla, ajo, trigo, carnes, huevos, por ejemplo, son de origen natural, pero nuestro cuerpo los rechaza en su estado natural, y no tenemos la capacidad digestiva para asimilarlos adecuadamente. Esto nos debería dar información. Contrariamente, esto no sucede con la fruta, la cual en su estado natural no requiere preparación alguna, es atractiva a nuestros sentidos, es sabrosa y de fácil digestión.

Por otro lado, cuando hablamos de naturaleza personal, nos referimos al integrar la esencia de la persona al desarrollar un estilo de vida donde haya más aporte energético que gasto. Con esto nuevamente nos referimos a la visión holística.

Si una persona sufre un malestar o enfermedad por un agotamiento energético que tiene como base la frustración por no estar llevando la vida que desea, está yendo en contra de su propia naturaleza, de su propio sentir, de su propio ser. En ocasiones, esto puede enfermar mucho más que una mala dieta, y por eso es necesario tenerlo en cuenta en una propuesta holística a la hora de buscar salud.

¿Qué terapias comprende el concepto “Naturopatía”?

Dentro del prostituido término “Naturopatía” podemos encontrar de todo. Por ejemplo, muchas terapias se enfocan en el uso de remedios naturales. Si bien muchos “naturistas” reconocen la capacidad de auto curación del cuerpo (homeostasis), igualmente consideran que ciertas sustancias o tratamientos son “curativos” dado que estimulan al cuerpo a que se cure más rápido.

En el caso de sustancias, si bien pueden ser de origen natural, esto no quiere decir que no sean venenosas para el cuerpo. En estos casos, el enfoque es puramente “sintomático” y no sanador en sí. Al ingerir una sustancia tóxica, el cuerpo interrumpe esfuerzos curativos para eliminar el veneno lo más rápidamente posible. Dentro de esta categoría podemos encontrar al ajo, la cebolla y diversas hierbas.

Lee también: ¿Intoxicar o desintoxicar?

Por otro lado, muchos “naturistas” ofrecen suplementos “naturales”. Si bien el origen de un suplemento puede ser natural, el hecho de que lo sea no necesariamente quiere decir que no sea tóxico y/o que esté adaptado a nuestra fisiología. Pero, además, si se vende un suplemento en polvo, por más que el origen sea de una planta, ya no está en su estado natural y difícilmente tenga nutrientes. Dicho esto, desde el enfoque higienista no consideramos adecuado el uso de suplementos como la moringa, por ejemplo, por las razones ya expuestas: no está en su estado natural; incluso en su estado natural no está adaptada a nuestra fisiología, y se usa como agente de curación, obviando el hecho de que es el cuerpo el que cura y no las sustancias externas.

En cuanto a suplementos de vitaminas y minerales, además de que obvian el enfoque holístico mencionado anteriormente, es necesario tener en cuenta que en la naturaleza los nutrientes trabajan de manera simbiótica, y no de forma separada. Por tanto, el aplicar grandes cantidades de un nutriente sin aquellos otros con los que trabaja simbióticamente, se generan desbalances en el cuerpo. Contrariamente, la fruta, verdura, frutos secos y semillas contienen nutrientes en proporciones que el cuerpo puede asimilar adecuadamente.

Otros naturistas trabajan con diversos planes de desintoxicación y ayunos, los cuales pueden ser de gran utilidad desde el enfoque higienista. No obstante, vale la pena aclarar que muchos terapeutas abusan de estas medidas y las consideran la panacea, y no tienen en cuenta el enfoque holístico de la salud y la enfermedad.

Lee también: Cómo te puede ayudar el higienismo en tu proceso de enfermedad

Lo mismo aplicaría para terapias como reiki, masajes, reflexología y yoga, las cuales pueden ser de utilidad, pero muchas veces se consideran “curativas” y las personas no hacen cambios en sus dietas y otros factores que le desvitalizan, obviando nuevamente el enfoque holístico previamente comentado. En otras palabras, muchas personas acuden a estas terapias buscando salud, pero no dejan de fumar, trabajan largas horas en un trabajo estresante, no gestionan adecuadamente sus relaciones humanas y llevan una pésima dieta. Es por eso que nuestro enfoque insiste en trabajar el estilo de vida de la persona en general, sin buscar panaceas ni curas externas.

Otras razones por las cuales creemos insuficiente el enfoque de muchas terapias comprendidas dentro del término “Naturopatía” las hemos descrito en el artículo “La razón del fracaso de las terapias alternativas”.

Y para fiinalizar; te dejamos con nuestro enlace a Instagram! Dale click aquí y síguenos!

Si te gustó el artículo, regístrate para recibir otros

* campo obligatorio

Además, podrás descargar GRATIS la guía:

7 Principios Higienistas para una Salud Óptima

7 Principios Higienistas para una Salud Óptima

Quizás también te interesa:

Comidas en Navidad
Comidas en Navidad

O por llamarlo de otra manera; navidades con consciencia o navidades sin excesos. Hemos preferido...